La primera pregunta que me hice antes de escribir mi primer y, por ahora, único libro fue: “¿quién soy yo para escribir un libro?”. Además de ese tipo de dudas, me daba vergüenza contar a los demás que estaba dedicando parte de mi tiempo libre a escribir un libro.

Después de haber publicado “Tu vida contigo”, tengo que confesar que haber escrito y publicado un libro, ha sido de las mejores experiencias de mi vida. Entonces, ¿por qué no puedes tú escribir un libro?

Hay infinidad de razones para escribir un libro y ninguna para no hacerlo.

Dicen que ningún escritor se arrepiente de haber escrito un libro, de lo único que se arrepienten algunos es de no haberlo escrito antes.

Pero escribir no es fácil, menos aún tomar la decisión de publicar un libro para compartir con el resto del mundo. Tendemos a pensar que una canción sólo la puede componer un músico, que un aprendiz de Picasso es el único que debe pintar un cuadro o que Stepehen King es quien debe escribir todos los libros que se publiquen en este mundo. Y no es así.

Debo ser sincero y contar toda la verdad, escribir un libro no es un trabajo fácil. Se trata de una tarea que exige mucho tiempo, dedicación, constancia y mucha disciplina.

Más aún si es un libro que, por así decirlo, no tiene una fecha de publicación ya que no obedece a ningún tipo de encargo y/o compromiso editorial. Este sería probablemente tu caso,  así que será sumamente necesario que tú mismo te marques una fecha límite para terminar tu obra, si es que al final de este artículo decides hacerlo.

¿Por qué deberías escribirlo?

Porque el mundo está esperando a que lo hagas. Lo más “lógico” y la tendencia que siguen muchos autores noveles, es la de publicar un libro que trate sobre un tema de nuestro nicho, es decir, de nuestra especialidad laboral.Este tipo de libros se convierten en los mejores potenciadores que existen para tu posicionamiento como experto, dentro de tu profesión.

Estás equivocado si crees que no hay nada que puedas aportar a los demás. Lo único que debes hacer es identificar en qué puedes mejorar la vida de otros y ponerte a escribir sobre ello. Si haces pasteles como nadie cuéntale al mundo cómo se hace un buen pastel, si te dedicas a coser cuenta los secretos de la costura (técnicas, materiales, patrones, lo que sea).

Pero no todo es conocimiento, también pueden “venderse” las vidas. No se trata de vender la vida privada de uno mismo, para eso ya tenemos a famosos que viven de ello, se trata de compartir experiencias que puedan aportar cierto valor a otras personas.

Conozco a gente “corriente” que han tenido vidas realmente interesantes, que superan a cualquier ficción, ¿por qué no trasladar esas vidas a un libro? Lo que sabes, o lo que has vivido, debería ser compartido con los demás, escrito y editado para que otras personas se beneficien del valor que seguro puedes aportarles.

Cuando escribes deberías ponerte como meta ayudar a los demás, tu propósito debería estar enfocado a solucionar algún tipo de problema. Tus conocimientos quedan al servicio de los demás por medio de tu libro y lo mejor del caso es que éste siempre llegará más lejos de lo que jamás podrías llegar tú.

Tu libro puede viajar por todo el mundo, repartiendo tu conocimiento a gente que jamás podrás llegar a conocer.

ESCRIBELIBRO_mini

Consecuencias después de publicar tu primer libro

Después de escribir un libro logras prestigio, reconocimiento personal y profesional.

Una de los mejores momentos que he vivido fue cuando me presentaron a la pareja de un familiar y ésta dijo: “tú eres Carlos, el escritor”. Que te reconozcan como autor de una obra es un placer que no puede describirse hasta que no se vive. ¿Hay cierto subidón de ego?, por supuesto que sí pero no veo qué hay de malo en ello cuando has dedicado tanto tiempo y esfuerzo a escribir tu libro.

Las personas piensan que quien ha escrito un libro es experta en la materia que escribe, y debería ser así. Hay cierta admiración hacia los escritores porque, aún hoy, la gente conoce a muy pocas personas que hayan escrito y publicado un libro.

Ahora toca destripar una de las vacas sagradas, pero alguien tiene que hacerlo. Es muy difícil que económicamente tu primer libro sea un proyecto rentable. Eres un perfecto desconocido en una industria que es inmensa, así que no esperes publicar un libro y empezar a vivir de las ganancias que genere.

Pero esto, para un escritor primerizo, debería ser lo menos importante, el reconocimiento y las críticas (buenas y malas) es lo más valioso que te llevarás de esta aventura. Esto no significa que pierdas de vista la visión comercial de tu producto, si publicas en formato Ebook, algún que otro euro caerá en tu bolsillo y créeme que hasta te hará ilusión. Yo valoro mucho más el poco dinero que he ganado escribiendo que mi nómina a final de mes.

Un libro te dará mayor reconocimiento que cualquier currículum o cualquier colección de diplomas que cuelguen de tus paredes . Vivimos en la era de la información, la gente se pasa el día buscándola, así que una persona que escribe un libro se transforma en alguien valioso que aporta conocimiento a la sociedad y es reconocido por ello. Este principio tan básico es el que te proporcionará presencia en tu profesión cuando escribas tu libro.

Apúntate a escribir, no te lo pienses dos veces. En un futuro cercano escribir un libro será casi obligado, sobretodo para aquellos profesionales que quieran marcar la diferencia entre ellos y su competencia.

Hoy puede ser un buen día para convertirte en escritor, ¿por qué esperar más? Piensa que ahora mismo, miles de personas ya están escribiendo su libro.

Este artículo va dedicado a mi amigo Dani, él sabrá ver por qué.

Imagen de cabecera: Pixabay

Anuncios