Tú no eres perfecto, tu coche no es perfecto, tu trabajo no es perfecto, tu mujer no es perfecta, tu marido no es perfecto, tu casa no es perfecta, tu smartphone no es perfecto, tu mascota no es perfecta…tu suegra tampoco es perfecta.

Entonces, si nada es perfecto ni lo va a ser nunca, ¿por qué buscas la perfección a la hora de escribir un post?

¿Te parece que sea perfecto este post? ¿A qué no? Has visto la imagen de cabecera, has leído el título y ya vas por el tercer párrafo. Pero nada de lo que has visto hasta ahora es perfecto. Pero, aún no siendo perfecto, ¿verdad que ya ha empezado a transmitirse un mensaje?

La Acción Perfecta Matará a tu #Blog Toma A cz ión IM p erfecta para avanzar

Esa es la buena noticia: las cosas imperfectas pueden funcionar y lo mejor de todo es que son mejorables. ¿Para qué perder el tiempo intentando hacer cosas imposibles y perfectas? No tiene sentido, ¿verdad?

Lo importante no es crear algo perfecto, sino mejorar siempre con lo que se hace.

Como ejercicio te pediría que te pasees por blogs que te gustan y que son referentes para ti. Mientras más posts tenga publicados, mejor.

Ve a ver el primer post que se publicó en ese blog de referencia. Luego compáralo con el post más reciente de ese mismo blog. ¿Notas alguna diferencia? Seguro que sí.

Toma A cz ión IM p erfecta para avanzar

La “acción imperfecta” es única manera de empezar algo nuevo. Sin ella,  sólo estamos condenados a repetir siempre las mismas cosas, a hacer siempre más de lo mismo. ¡Qué triste, ¿verdad?!

Siempre recomiendo que cuando no se sabe hacer algo lo mejor es empezar, por donde sea, pero empezar. Avanzar siempre, no quedarse parado nunca. 

Sólo tomando acción podrás aprender. La acción es la manera de aprender, aunque sea a base de meteduras de pata.

¿Cómo empezamos a andar sino? ¿Acaso nos dieron algún tipo de formación antes de gatear y después caminar? No. Simplemente quisimos desplazarnos usando las piernas y nos dimos un montón de tortazos antes de conseguir dar cuatro pasos seguidos.

Si te sientas en el sofá imaginando cómo hacer esto o lo otro conseguirás hacer muuuuchas cosas, pero sólo en tu mente.

El perfeccionismo nos paraliza y mata aquello que podríamos conseguir.

No Seas Perfecto, sé Activo. Trabaja, trabaja y trabaja.

Si quieres prosperar con tu blog, no seas perfecto, sé activo. 

He conocido a personas que han triunfado con lo que hacen no por ser perfectas, ni siquiera especialmente talentosas, sino porque no han parado de moverse. Trabajo y constancia es la fórmula mágica de esos profesionales.

Y tú, con tu blog, puedes ser como ellos, sólo si te olvidas de crear el post del siglo y te pones a trabajar en vez de soñar.

Anuncios