27. Beatriz Cruz

A punto de convertirme en “cuarentañera” me encanta escuchar eso de “estás estupenda”. Y sigo dispuesta a continuar aprendiendo día a día, a seguir mejorando como persona.
1- Echo de menos tener fotos mías de bebé y de pequeña. Pero claro, es lo que tiene ser la tercera hija y hermana pequeña…
2- Adoro mi infancia de la calle Montserrat junto a mis vecinos (4 herman@s): siempre en mi casa jugando o yo en la suya, esas tardes viendo “V” juntos y callejeando todo el día.
3- De pequeña era fan total del universo Barriguitas y de Pin y Pon.
4- Y sí, yo también era de esas que escondía la comida que detestaba en el bolsillo de la bata o en una servilleta. Con esa inocencia del “nunca me pillarán”.
5- Semana Santa me huele a roscos fritos de mamá.
6- Gracias a mi hermana mediana empecé a tener como iconos a Marlon Brandon, James Dean y Paul Newman. A mi hermana mayor le debo mi interés infantil por Miguel Bosé y Pedro Marín.
7- Un cambio radical en mi vida: de pequeña y adolescente detestaba los potajes y cocidos y ahora los disfruto como una loca. Me encantan en invierno.
8- Sólo he hecho 2 veces croquetas en mi vida… Teniendo las de mamá en fabulosos tuppers…
9- Siguiendo con lo culinario, los huevos fritos con jamón me vuelven loca.
10- Con 15 años compré un buen día un casete de Bruce Springsteen,“Darkness On The Edge of Town”, y pensé que era lo mejor que había escuchado en toda mi vida. Desde entonces me convertí en escuchadora de clásicos del folk y rock.
11- Confieso que antes fui una adolescente ferviente seguidora de Eros Ramazzoti junto a mi prima Sonia.
12- Y con mi prima Sonia, por compartir edad, pasaba muchos fines de semana en los que teníamos juegos muy “educativos”: nuestro preferido era jugar a Manuel Fraga y Felipe González, discutiendo y haciendo debates. Creo que éramos un poco frikis.
13- Estoy orgullosa de haber vencido un poco mi timidez e introversión a lo largo de los años. Ahora me cuesta un poco menos abrirme.
14- Una anécdota decepcionante de la escuela infantil fue que un profe retrógrado, para más inri profe de sociales y ética, me llamara feminista de pacotilla. Lejos de achantarme creo que actuó como un revulsivo.
15- Con 14 años quería ser reportera de guerra o corresponsal. La maldita nota de corte de la Selectividad no me lo permitió.
16- Estudié primer curso de Gestión y Administración Pública, sin éxito, no sé cómo me dio por ahí. Pero pase un año genial con gente genial. Tras un año de reflexión estudié Eduación Social y, aunque ejercí poco, no me arrepiento para nada. Aprendí muchas cosas que de verdad sí sirven y encima conocí a unos seres humanos excepcionales y grandes amigas.
17- Un episodio angustioso de la adolescencia fue cuando un depravado me estuvo siguiendo dos días desde el instituto hasta casa. Eso siempre me ha hecho mirar hacia atrás con miedo cuando voy sola.
18- Odio las injusticias, y todos los males de este mundo.
19- Me enfado conmigo misma al ver que mi activismo ha mermado con el tiempo y cuando veo a la gente “peleando” en la calle, siento que debería estar allí.
20- De jovencita me hubiera gustado viajar más y ver más mundo.
21- Trabajé como monitora en una casa de colonias de Girona. Fue una época muy divertida aunque un poco triste porque apenas veía a mi churri.
22- Intenté estudiar alemán pero mi cabeza no estaba en ese momento para declinaciones. Me encantaría saber mogollón de idiomas.
23- Tengo una colección de clásicos de la literatura la mayoría, desde hace la tira de años, aún por leer.
24- Tengo mucho poder de convicción. Convencí a mi novio de que me acompañara al cine a ver La Vendedora de Rosas. Una gran peli.
25- La Ovella Negra es un lugar emblemático para mí. Grandes amigos, muchas risas y un gran amor.
26- Me encanta la cerveza fría en verano y un buen vaso de vino en invierno.
27- Un momento único y especial… el contemplar con la persona que quieres dos rayas rosas paralelas. El segundo momento especial 3 años después.
28- Es triste tener que elegir entre tu vida profesional y la maternidad pero no me arrepiento. Juré que ningún poder fáctico iba a decidir por mí en esa materia.
29- El último año ha sido el más estresante de mi vida.
30- Me empecino en estar en todo y por todos. Ya lo sé… Superwoman no existe, pero es que no lo puedo evitar.
31- Con los años, lejos de perder miedos he descubierto que me surgen más.
32- De mayor quiero que mis hijos me sigan mirando con ese brillo en los ojos tan especial. E irme de cañas con ellos.
33- Los proyectos alimentan ilusiones. Así que ando trabajando, cuando puedo, en uno muy guay.
34- Me siento satisfecha de haber tenido trabajos chulos y de haber tenido compañeros muy guays.
35- Soy un completo desastre con las cremitas y el cuidado personal.
36- Siempre se me olvida llevar kleenex en el bolso. Perdón, hace mucho que no uso bolso sino “bolsa de bebé”.
37- También soy un desastre con eso de llevar dinero en efectivo en el bolso. ¿Se puede pagar un café con tarjeta?
38- Me siento rara por no ser una adicta a la Nocilla.
39- Me gusta la papilla de cereales.
40- Me encanta jugar con los niños. Los míos y los de los demás.
41- Creo que últimamente necesito tener cerca la botella de la calma de Montessori.
42- Cuando veo The Walking Dead luego tengo pesadillas con zombis.
43- No sé decir cuál es mi peli preferida… no puedo decir una sola. Desde clásicos cómo La Gata Sobre el Tejado de Zinc, Viridiana o El Hombre Elefante, hasta Billy Elliot , El Hijo de la Novia o El Señor de Los Anillos.
44- Un libro de la Uni que me marcó: La Muerte Sin Llanto.
45- Me hubiera gustado potenciar mi faceta artística y haberme dedicado al teatreo. Más de una vez he estado a punto de apuntarme a un grupo amateur y nada. Todo se andará.
46- Con 21 años fui tía por primera vez de mis sobrinas trillizas y fui su canguro durante mucho tiempo: me enseñaron mucho.
47- Admiro la fortaleza de mi madre.
48- Me encanta recordar mis veranos en el pueblo cuando íbamos a ver a los abuelos. Y quiero volver pronto para que mis retoños vean sus raíces.
49- Perdono pero me cuesta olvidar.
50- Al final me quedo con una palabra: amor. De mi familia, de mis hijos y de mi compañero en esta aventura de la vida. Y es que soy toda una sentimental.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: